Mercedes

Mercedes

Posted on 09/18/2011


Photo taken on September 18, 2011



Keywords

fiesta


Authorizations, license

Visible by: Everyone
All rights reserved

123 visits

Festas do Povo

Festas do Povo
Nesta Rua há rosas a granel,
rosas singelas
feitas de papel
que o povo –humilde e grande artista-
día a día, hora a hora.
Coltivou
M. de L. Artero

Comments
viola
viola
Y tú, Principesa, sabes hacer esas rosas de papel???
Enséñame, por favor, que necesito una, rosada, ...y un ramillete blanco.

Te eché de menos. Fui y volví, y tú sin dar señales de vida. Justamente ayer hablaba del info, y esta mañana corrí a recordar viejos tiempos, releyendo algunas cosas que hoy me parecen tan distintas.

Creí recordar que entonces anunciaba que me gustaba el otoño, pero... hoy, al amanecer... me entró una extraña tristeza y decidí que vendría aquí, a contar que ya no me gusta, no... al menos no aún, que no quiero que termine septiembre, no quiero que acabe el verano, no quiero que nada tape al sol. Prefiero que no lleguen las bonanzas de septiembre, ni el veranito de San Miguel, si luego tengo que renunciar a las horas de luz....

Quizá mañana todo vuelva a cambiar, y me ilusionen los preparativos de la navidad, y pensar que queda un tiempo menos para volver a caminar bajo tus rosas de papel.... pero mañana.

Un beso fuerte, mi querida.
6 years ago.
Mercedes
Mercedes
Cultivarlas, pero me temo que no sé hacerlas de papel. Aunque aprendí a bordarlas, y seguramente en la caja de hojalata, aquella de La despensa de Palacio habrá hilos en distintos tonos de rosado. Te puedo bordar un ramillete sobre fresco lino blanco, o sobre seda suave, como prefieras.

Sabes que cuando subo por tara hasta el último instante es agotado, y claro luego llego con todos los “deberes” sin hacer. Me hubiera gustado estar, cruzarme con tu avatar por aquellos arriates, por donde las rosas, hasta por donde los “bichillos” infojardineros…También me acordé de ti, y sonreía pensando que olvidé buscarlo a última hora, pero cuanta falta! me hubiera hecho aquel cuaderno de campo, para anotar, dibujar, hasta escribir.

Lo que no sé es si los cuadernos de campo también sirven para anotar instantes felices... de copas, conciertos, risas y tapas, hasta el dolor en los codos de estar apostada, esperando, sobre piedras milenarias, las frases, para no olvidar…Debería salir a elegirlo, recuerdo aquello que decía M. Molina, que tan importante como el hallazgo de un libro es el hallazgo de un buen cuaderno, las páginas blancas intactas, con la misión secreta de observar, anotar, como una casa todavía sin habitar.

No olvidé, no, tu ocurrencia del cuaderno de campo, espero que algún día me encuentre un cuaderno, el mío.

Son los que que transcurren entre una Nuestra Señora y hasta los que hay antes que se llenen las estanterías de los mercadonas de turrones, esos son mis días preferidos de todo el año. Quizás todo se resume a la luz, la luz cálida del otoño que suaviza aristas y vértices en todos los horizontes y paisajes. Necesito ese tono.

Solo será mañana cuando ya caminemos de nuevo por las calles sembradas de rosas de papel.

Ve reservando billete hasta el Alentejo, te espero.
6 years ago.