Mercedes

Mercedes

Posted on 09/18/2011


Photo taken on September 18, 2011



Authorizations, license

Visible by: Everyone
All rights reserved

116 visits

rua

rua

Comments
Mercedes
Mercedes
Hay que madrugar, temprano, muy temprano, y en día de diario para llegar hasta Campomayor cuando se celebran las Festas do Povo. El mejor momento para caminar bajo las guirnaldas, por sus calles casi todavía solitarias, adornadas con miles, millones de flores de papel.

Y antes que llegue la marabunta forasteira tropezarse con sus habitantes, que comparten su fiesta, tan generosos siempre…Y tan orgullosos, con todos los motivos, claro!, de su Fiesta de las Flores.

Se hace esperar, cada cuatro años, esta vez a los cinco…Y al quinto día llovió, las nubes descargaron agua clara desde el cielo de Campo Maior pero las gotas caían rojas, verdes, con todos los colores del arco iris, sobre las aceras, en la calle, derramándose por la cal blanca, sobre mi camiseta, también blanca tiñéndola en lunares, con colores de flores de papel.

También el de alguna lágrima que se escurría en los ojos de sus vecinos por esos colores vertidos con la lluvia.

Y fondo en los altavoces la dulce y contagiosa voz portuguesa llamando a seguir con la ilusión, a sembrar de flores nuevas las calles, continuar haciéndolas, sin dormir, reponiendo, seguir de fiesta. El sonido del acento que contagiaba igual a los estrangeiros madrugadores que caminaban admirando ese derroche de esfuerzo, de imaginación, y a unirse también en la fiesta de abrir flores en las ristras mojadas, admirar, sonreír y compartir, cruzando esquinas y atravesando calles, y algunas fotos, malas, pero con la suerte de poder hacer algunas de puertas adentro, también en la privacidad de la fiesta.

Flores feitas de papel bajo el cielo caprichoso, pero con la ilusión, el empeño del esfuerzo para admirar, disfrutar la belleza, de nuevo, en lo pasajero, por lo efímero.

En las intrincadas calles que suben hasta el castillo, detrás de las cortinas, en los zujuanes cálido y oscuros, las vecinas antiguas reunidas, también por las calles céntricas en los modernos salones, pero con la misma ilusión... Ya habrán empezado las manos a construir flores para sembrarlas por las calles dentro de cuatro, o cinco, años

Pero que fiesta tan hermosa!
6 years ago.