Italia con un juego mezquino, especulativo y timorato, Uruguay con más ganas pero no más recursos. Italia dilata y duerme hasta que llega el gol y se despierta faltando ocho minutos para el final. Se lo tiene merecido. Obviamente interesa menos ganar un partido que el campeonato, no se los puede culpar, pero este es el resultado...
Pero mientras esta tragedia se desarrollaba, una comedia nacía:
Luís Suarez, (a partir de ahora "el perro Suárez") muerde en el hombro a Giorgio Chiellini, (a partir de ahora "De Niro Chiellini") quien en el furor de su marca había forcejeado utilizando liberalmente su codo contra el oriental.
A penas sentida la presión de la mordida, Chiellini se tira el piso y se revuelca como un moribundo atacado por un escorpión. Suárez, quien recibió un incipiente manotazo de respuesta, percibe la maniobra del itálico y ni lento ni perezoso, también se tira al piso tomándose la mandíbula y revolcándose de dolor...
Un atónito referí, ve a estos dos pícaros revolcándose y le surge un deseo irrefrenable de otorgarles un Oscar a cada uno... pero se reprime. Chiellini no soporta la indiferencia del árbitro y como Lázaro resucitado se levanta de un salto y corre tras el referí estirándose la remera para desnudar su hombro y mostrarle la marca de la mandíbula de Suárez. Suárez se levanta con carpa sin dejar de tocarse la mandíbula y hacieno gestos de dolor....
Y el Oscar va para...

Al parecer es la tercera vez que Suárez muerde a un contrincante...
Los invito a ver este video
"Luís Suárez, jugador o vampiro?"
youtu.be/Ch9jdbQA4kc