1 - El clasico libro de Patricia Highsmith, "El juego de Ripley"
llevado al cine por Wim Wenders.

No son pocas las licencias que se tomó Wenders en la adaptación de la novela, cambios que terminaron siendo muy relevantes para la historia si consideramos que esta es una obra emblemática en muchos aspectos. Sobresalen primeramente dos cosas: el cambio geográfico y la caracterización del protagonista. La novela de Highsmit está ambientada principalmente en Francia, en Fontainebleau (en las afueras de Paris, Francia), Wenders la sitúa en Hamburgo, Alemania, esto le quita glamour a toda la historia. En cuanto a la caracterización de Tom Ripley, fue una de las cosas que me resultaron más decepcionantes. Al enterarme que Denis Hooper interpretaba el rol de Tom Ripley, me ilusioné pensando en lo acertado de la elección dado el cinismo que Hooper suele imprimirle a sus personajes. Ripley es un norteamericano muy atipico, para nada el clásico estereotipo yanqui. Al contrario, es un tipo que disfruta mucho el vivir en Europa, admira la belleza, el arte, el buen vivir, tiene modos refinados y es culto (o al menos pretende serlo). El personaje recreado por Wenders, en cambio, es literalmente un cow-boy, con sombrero y todo. Creo que esa fue la mayor pérdida en la adaptación. De todas maneras, la película es una obra de arte. Ya avanzaremos sobre este tema...

2 - La versión cinematográfica de la novela "El americano impasible"
(The quiet american), del británico Graham Greene, realizada por el cineasta de Phillip Noyce.

Me encanta comentar películas basadas en novelas, especialmente cuando tuve la oportunidad de haber leido primero la novela. En este caso, confieso que me imaginé que la versión de Philip Noyce sería una mala película. El reparto era extraño: Brenan Fraser no es un actor que prometa demasiado, a diferencia del siempre carismático Michael Caine. Y debo confesar que me equivoqué. La película resultó una digna versión, fiel y clara, de la narrativa del libro, que se deja llevar por la esencia de la historia, con el mérito de no haber forzado situaciones ni replanteado relaciones. Sentí que la película ilustraba la novela, es más, sentía que las imágenes que en su momento se habían creado en mi mente al leer la novela, tomaban vida. Hasta felicitaría a Brenan Fraser...

3 - "El cielo puede esperar", dirigida por Warren Beatty y Buck Henry.
Una comedia equilibrada, como ya no las hay en el cine norteamericano (con excelentes interpretaciones de Jack Warden y Charles Grodin, y por supuesto, también Warren Beaty). Es un deportista que muere antes de su tiempo por un error cometido por un "Angel de la Muerte", entonces comienza una búsqueda para dotarlo de un nuevo cuerpo en donde pueda continuar su vida, y principalmente, cumplir con su destino trunco de jugar la final del Super Bowl. Mientras le consiguen el cuerpo ideal para contunuar su vida como deportista, toma provisoriamente el cuerpo de un millonario que acaba de morir envenenado por su esposa. Para no perder tiempo intentará entrenar este nuevo cuerpo para jugar en su antiguo equipo de football, para lo cual no duda en llamar a su antiguo entrenador (Jack Warden) o incluso en comprar el club mismo. Pero la trama se complica cuando se enamora de una chica ecologista (Julie Christie) que reclama por los daños que ocasionan sus empresas en un lejano pueblito de Inglaterra y aún más porque su esposa junto a su secretario personal continuarán intentando asesinarlo. Una película amena de ver, graciosa, sutil, entretenida, llevadera y ocurrente. La música cumple un rol nada secundario. Un placer para ver.

4 y 5 - Solaris vs. Solaris.
La obra clásica de ciencia ficción de Stanisław Lem fue llevada al cine en 1972 por el genio ruso Andrei Tarkovsky, y en 2002 por Steven Soderbergh. No es una clásica comparación entre cine europeo y el norteamericano, la versión de Tarkovsky por supuesto es una obra maestra del cine, con una fotografía simplemente impresionante, la versión de Soderbergh es más ortodoxa, pero prolija y si bien más explícita, como suele requerir el cine actual, no por ello puede considerársela básica. De la última versión me llamó mucho la atención la banda de sonido, me recordaba a la música de Ligetti que Kubrick utilizó en "2001 una Odisea Espacial", película que evidentemente ha sido un referente. Ya veremos como sigue esto... Esta comparativa podría ser más interesante aún si leo la novela... trataré de hacerlo, tengo que conseguirme una versión digital... si alguno sabe de donde puedo descargarla, ¿me avisa...?

...
Comentario por
Fernando Marco Sassone / Yörik
.........................................................................................................................................................
© 2007 Fernando Sassone. /
www.finisafricae.com.ar

Opiniones a mail@finisafricae.com.ar