Las intempestivas y acaloradas declaraciones de la Cospedal, no hacen sino reafirmarme en la opinión de que este tipo (y otras similares) de "acciones sociales" son las únicas que pueden hacer variar el rumbo de lo preestablecido por nuestros bienpensantes-honestos políticos y bienhechores-almascándidas banqueros.

Cito a Isaac Rosa: "el escrache es ilegal y violento como lo es en España cualquier acción de protesta que se salga del formato “manifestación autorizada y que se disuelve a su hora”: es ilegal y violento como ilegal y violento era acampar en Sol, rodear el Congreso, parar desahucios, ocupar bancos o montar piquetes en la huelga.
De modo que, ante la repetida acusación de ilegalidad y violencia, antes que seguirles el juego y entrar a discutir si es más violento poner pegatinas o echar por la fuerza a una familia de su casa, o si es más ilegal un escrache que un desahucio basado en una ley abusiva, habría que contestar: “sí, el escrache es ilegal y es violento, ¿y qué?”
www.eldiario.es/zonacritica/escrache_PAH_desahucios_6_114848532.html

Más escrache es lo que hace falta, y no sólo contra políticos (y no sólo del PP), es necesario que sientan la ira de la sociedad en su nuca, no se pueden ir "de rositas".