Recorrimos nuestras miradas

de donde hasta cuando,

buscando algo que nos detenga,

buscando el brillo que no se deja

atrapar.