Ayer tuve la oportunidad de acudir al evento Pecha Kucha, que en su segunda edición en Barcelona se celebró en el centro comercial Maremagnum. La verdad es que el plan era interesante, consumición incluida por 5 euros, y la tarde de viernes lluviosa muy triste para quedarse en casa... Aunque no las tenía todas conmigo, debido a mi desconfianza creciente en un mundillo creativo y artístico en el cual nunca me he sentido muy integrada (no esbozaré aquí las razones, pero hay varias), decidí ir y me llevé a una amiga a la que le pirran los eventos.

Grata sorpresa el encontrarme con un evento que no estaba del todo mal organizado, a un compañero photoblogger (mundosombras) haciendo las fotos del mismo, y a bastante afluencia de público. La exposición de ideas y sobretodo mucho networking son la base de estos encuentros. Muy acertada la idea de la barra libre de cerveza (no una cerveza cualquiera, sino las de la línea de cierto diseñador barcelonés... xD), y un ambiente que se iba haciendo cada vez más distendido.

Había de todo: gente con cosas nuevas que ofrecer y gente que no, que presentaban un conjunto de ideas en diapositivas con la excusa de promocionarse. Y es que debe ser difícil hablar durante 20 segundos en cada una de las 20 diapositivas que te dejan ofrecer, tanto si tienes muchísimas cosas que contar como si no... En todo caso, valía la pena escuchar los 6 minutos y pico de presentación de cada uno de los proyectos.

En especial quiero destacar la intervención de un muy acostumbrado a estos eventos, el creativo e inventor Pep Torres; los creativos del proyecto "The flying grass carpet", por su simpatía y buen rollo, y por último, a los chicos de Brosmind, que me dejaron anonadada con sus ilustraciones, y tuve oportunidad de hablar con uno de ellos y felicitarles por su campaña de ATM.

Bueno, el 14 de noviembre hay otra convocatoria y voy a volver, a ver si se me da un poco mejor esto del networking...

;D