+ Instrucciones MSE:

2. Las cosas son como son. Y no como te crees que son. Parece perfecto, mágico, ideal... el mundo modelado bajo un sistema de creencias y pensamientos alimentado por el placer que nos produce la belleza de lo armónico. Puedes disfrutar imaginándotelo todo el tiempo que quieras, ya que nunca lo tendrás. O al menos no era como creías o como pensabas o como soñabas bajo los efectos de algún inmunodepresor.

¿Te sientes estafad@? ¿Piensas que te están engañando? No hay más, sin trampa ni cartón, las cosas son como son... ni buenas ni malas, sólo son.