Voy a pintarte una viña azul, como el mediterráneo, uvas pintadas con brochas de mieles, como los cántaros de unas fuentes, las horas dormidas despertaron con risas de niños, eran las aguas que lloraban a unos campanarios. La capillas escondieron su pecados en el hueco de unos vientos, tú, yo, las velas quebrando silencios. En la playa, unos lienzos anunciaban peligros. Recogí mis anzuelos mis redes, mi escoba de limpiar sueños. Mis ojos guiñaron a unos avisos, me gritaron, atronaron mis oídos. Nunca me volteé, murmuré tu nombre y me bauticé.

Viña azul.

llums de llops.