La historia de cada quien esta intrínsecamente ligada y predeterminada por el lugar en el cual cada quien se desarrolla, es por esto que grupos sociales o etnias diferentes entre si comparten las repercusiones de fenómenos que suceden en un lugar y tiempo determinado.

Esto se ve reflejado muy cercanamente en el barrio latinoamericano, lugar de múltiples culturas, costumbres y razas, barrio que se a educado bajo la regla de las diferencias y las divisiones. Primero las divisiones sociales, las cuales se hacen efectivas en la desigualdad de posibilidades de educación…., ya que mientras las clases acomodadas son educadas con la finalidad de aprender a pensar, a ser individuos que serán directrices de la sociedad, los que están bajo la línea de la riqueza reciben educación de obreros a quienes solo se les adiestra en la obediencia y en la repetición si cuestionar, sin mas consuelo que el olvido hipnótico del programa de farándula, o la satisfacción de poseer un trozo,cual hueso de santo,de nuestra nueva deidad, la tecnología, dios que sin exigir grandes sacrificios nos da un sentimiento de poder, por lo menos hasta que esta se renueva.
Otra institución de la división es la política, fenómeno que busca convencernos de que luchamos por una ideología que dice ser la solución de nuestros problemas, la misma que desata el enfrentamiento del pueblo contra el pueblo, lucha que solo beneficia a los dueños de nuestra patria quienes no solo se nutren del sudor y aliento de la gente si no que además de la sangre que derramas defendiendo las ideologías que terminan decantando en sus intereses.

Estos fenómenos terminan creando fronteras dentro de las fronteras, delimitaciones que discrimina a los trabajadores de la patria, a los forjadores del futuro, quienes tienen el deber de construir el futuro pero no el derecho de ser participes de su obra.
Nos encontramos dentro de una sociedad penitenciaria, la cual crea instituciones que tiene la finalidad controlar cada aspecto de nuestra vida, esta sociedad esta regida por leyes, sistema que desde sus albores tiene como finalidad delimitar la voluntad de los pueblos pero que no tiene la amplitud necesaria para hacer sombra sobre aquellos que las crearon, un peso mas sobre las espalda doblada del latinoamericano, lomo arqueado además por grilletes que arrastran el analfabetismo social y cultural, el conformismo y la fatiga mental en que nos a inmerso la rutina autómata del “sudor por recompensa”.

La verdad es que este es un fenómeno de repercusión mundial…, pero en contraste con las regiones desarrolladas y consolidadas social y económicamente en donde sus pueblos reciben remuneraciones que les permite vivir dignos por ejercer los oficios indignos para los regidores de las regiones en que viven, al latinoamericano le toca subsistir bajo el yugo del esclavista de compatriota que vendió su patria a capitales extranjeros, aquel que entrega los recursos y tesoros de su tierra a la mano extranjera quien paga riquezas a precio de huevo.

Estos criminales nacidos en nuestra patria cometen el crimen mas abominable que puede existir, vender el futuro de nuestro pueblo, son cómplices de la futura depredación de nuestra etnia y nuestra cultura, tranzan nuestra idiosincracia a cambio de una cultura desechable que nos uniforma a todos bajo los colores de la mediocridad y el conformismo, y cuyo himno es la degradación valorica y el analfabetismo, este atentado destruye la única diferencia digna de rescatar, lo que nos diferencia entre pueblos hermanos hijos de nuestra Latinoamérica, nuestra cultura .
Los criminales de la patria se esconden tras el disfraz de defensores de esta, caudillos que financiados por los mismos que desestabilizan y boicotean nuestros pueblos, simulan despreciarlos.

La razón de estas líneas no es arengar la lucha contra estos tiranos, ya que los millares que se ven perjudicados por estos criminales no es un ejercito, es solo una muchedumbre, herida por la injusticia, desangrada por la explotación y lo mas grave aturdida por la ignorancia. Una hueste con esta características se desbanda a la primera amenaza de carga enemiga.

Latinoamericano..., nos toca trabajar por el despertar de nuestra patria, por la educación de nuestra gente, solo eso disipara las nieblas que cubren nuestra tierra desde tiempos inmemoriales niebla que nos ciega y nos enfrenta, la educación es mas fuerte que cualquier arma, dejemos de ser partidarios y convirtámonos en patriotas, es ese el pensamiento que nuestra tierra necesita, ese el pensamiento que nos devolverá nuestra dignidad y nos llevara a ser dueños de nuestra tierra…. De nuestro futuro.