Viajar, esa forma de abrirte, de descubrir y de descubrirte; la manera en que vemos hasta donde podemos llegar y donde nos para nuestro miedo.
Viajar es lo que todos necesitamos, la pena es no poder hacerlo siempre. Los estudios o trabajo nos retienen, aun así, cada hueco posible ha de usarse; y como no, acompañar todo esto con la fotografía, nuestra gran amiga que tanto nos ayuda en momentos de tensión, excitación, ilusión y felicidad. Dejemos que nuestras cámaras capten todo aquello que nos rodea allá donde estemos.


¡Sígueme en las aventuras! 365