A veces no es fácil seguir,
no es fácil aguantar,
y resistir esas ganas de llorar..

A veces quieres escapar,
buscar la soledad,
y nada más...

Pero a veces,
muchas veces,
en ese mismo instante...
todo cambia y se vuelve brillante.