en una bomba incendiaria la explosión se encarga de amputarte uno o más miembros y
el fuego de cauterizar las heridas y parar la hemorragia.