El puente de Mayo estuvimos con Chema e Isa en Praga....y los italianos, los alemanes, los rusos......

No he visto nunca tanta gente viendo una ciudad.

A pesar de ser un viaje enlatado ha sido muy interesante y bonito este puente.

En la catedral de San Vito guardamos una cola de unos tres cuartos de hora (nunca merece la pena esperar tanto para ver algo que tienes al lado y que todo el mundo quiere ver igual que tu), pero la visita fue interesante y emocionante.

Si , emocianante gracias a Montese e Isa que estuvieron a punto de no poder entrar...eso si , se lo pasaron muy bien .