Casi un centenar de visitas y nadie dice ni mú; incomprensible, yo esperaba insultos y contratos de todo tipo... sin embargo fuera de la red algunos fans me han abordado por la calle con diversas intenciones:lo normal es que me sigan calle abajo con un ladrillo en la mano para abrirme la cabeza, pero el otro día 2 buenos muchachos me comentaron que habían estado escuchando las no canciones y habían sido de su agrado, incluso comentaron la posibilidad de unirse al grupo, uno toca la espada óxido y la otra hace ruidos telepáticos.

Por supuesto Leland invita a todos los huérfanos ruidosos a su caja musical, sin exclusiones, todos caben en el saco de la risa, todos los que nosotros queramos claro, no somos tan democráticos como pueda parecer, más bien tiranos y así vamos tirando, a Libertonia aún no hemos llegado, así que si mandais vuestra ficha y 120 euros para pagar un abogado entrareis a formar parte del fabuloso mundo espectral... quizá ahora alguien se atreva a escribir algun comentario...