España es un pais ACONFESIONAL: No hay religión estatal, y desde la democracia Constitucional de 1,978, hay libertad religiosa, que permite a cada cual ser respetado en sus creencias, dado que los mismos derechos tienen todas las religiones, a pesar de los muchos creyentes católicos sin base ni fundamento.

No se pueden aceptar las creencias por obligación, ni por Dogmas obligatorios de la Iglesia Católica.
Hay libertad de elección, tanto en Religión como en Política; que no deben imperar la mayoría, sino el justo equilibrio de la Razón.