Me gusta la fotografía.

Entre muchas otras aficiones y sin ser la mayor de ellas pero me gusta. Aunque sólo sea para sacar mejores fotos de mis vacaciones.
No soy un entendido de filtros, exposiciones o sensibilidades de película, pero en busca de esa foto mejor que la anterior me he comprado recientemente una cámara SLR. El modelo EOS 400D de Canon con un objetivo 18-55. Una cámara barata, manejable y relativamente pequeña. Y me he puesto a hacer fotos como un descosido.

Me encantan las posibilidades de la nueva cámara. Aun dentro de la mediocridad de las fotos por mi limitada técnica, éstas son mejores de lo que podía conseguir con mi compacta normal. En exteriores bien iluminados no hay apenas diferencia, pero en el caso de fotografía nocturna, interiores, planos detalle o tomas en movimiento, no hay color.

Iré compartiendo las que más me gusten (que no tienen por qué ser las mejores) aquí y en mi fotoblog Fotopsias. Los comentarios son bien recibidos.