Distancias infinitas que solo se miden en dolor y llanto
suspiros entre humo de cigarrillos Kruger azul y negro.
Estoy, noche de farolas de gas en el cielo, despierto
oyendo como crujen las geodas y nacen cristales de cuento.

Enciendo un cigarrillo , uno azul y otro negro
miro la saguia y veo que puedo salir volando:
solo el humo me detiene, el humo y el pensamiento.
Nubes blancas de azul, humo blanco, humo negro
farolas en el cielo,estrellas que ya son negras.
Esta noche de mi primera muerte asi las siento.
Humo blanco, sol rojo, geodas rotas del pensamiento.
la tierra de los ojos del manantial, uno azul,otro verde
y niños y niñas, cristales de cuento, que corren al colegio.
vestidos de azul y blanco, faldas y leguis,españoles
que son tan saharauis, como los ergibat, y este viento.

Muevo los pies alejandomé del farallón del precipio,
Arrastrar cansino tras otra noche sin conocer el sueño
El día trae arena que llena mis nailas, mientras me muevo.
La ceniza de mi cigarro, labor que me acompaña , cuento
y veo que hace torbellinos,canarios, con el latir del viento
En mi pulmón canta el Kruger, veinte azul, otros negros

Hoy, de madrugada, he tenido mi primer muerto
no era azul, no era negro, era la mujer, Carmen
de un caballero legionario,"mami" de un lupanar
donde niños, vestidos de arena,aprenden sexo,
a veces pagan amor, otras, las más, solo cuentos.

He aprendido a amar a esta mujer,que tuvo sueños.
que terminarón en "makeys", en historia de "cazos"
Contaba historias de años, de un Padre Cañones
que pasado el cuarenta y ocho,hizo de la putas
mujeres honradas, a golpe de Sacramentazos.

Noches, sabiendo que iba a llegar mi primer muerto.
Preguntas , historias, contadas, cogida de mi mano.
Esta noche, la última, me ha mirado , ya de lejos,
sabiendo que se iba , no me ha retirado su sonrisa
Su compañera me ha llamado:Nada. He cerrado sus ojos
y he salido, tras juntarle las manos, sin que me vean llorar
despacio, tranquilo, de la habitación del catenárico.

Ahora al borde de la Saghia, sentado, mirando al este
lloro, espero la linea de fuego. Cae la noche. Sale el sol
y enciendo un Kruger. Da igual si su humo es blanco
o ahora, como es mi pensamiento,y haciendole juego
el sol, el dia, el siroco, la piedra,.. El rio rojo, sale negro