Anteayer noche recibí un mensaje: Los Yihaidistas habían entrado en Bangassou.No habían respetado los acuerdos de paz alcanzados ¿Alguien pensaba que iban a hacerlo?. Tras el Chad, Mali,el Sahel, tras esa torva primavera llena de pedrisco y rayos que siega vidas y pone nubes ante todas las mujeres en forma de velos ¿Alguien pensaba que iban a hacerlo?

Enmedio , entre la hierba y los elefantes solo está " la paciencia de Dios". Así llaman a Monseñor Aguirre , un comboniano con 7 by-pass en su cuerpo delgado , castigado por la malaria y 30 años de trabajo por "su gente", por "toda la gente" , incluidos los elefantes , cuando están heridos y lo necesitan.

Con el, un puñado de españoles en la leprosería, en los dispensarios, en las escuelas que los yihaidistan van a intentar arrasar y borrar del paisaje , ya que tardarán muchos años en borrar la sonrisa de Dios entre esa gente.

El pasado vienes baje a Córdoba , para estar entre la gente que colabora con la Fundacion para el Desarrollo de Bangassou, con sus hermanos, con su madre.

Todos quieren ver a Juanjo , monseñor Aguirre, Tenía que venir a hablarnos, a trasmitir su mensaje. Le habían mandado un pasaje ; pero no vino: se quedó como hierba para los elefantes . como una brizna más de esa hierba que el sabía que iban a pisar esos ¿hombres?. No vino porque no podía dejar de ser la sonrisa de Dios entre su gente. Ese fué su mensaje. El mensaje de siempre. el mensaje del amor de Dios, a todos, sean hombres o elefantes.

No sé, Martha , si es algo lo suficientemente personal. Lo que si te puedo decir es que me duele.Me duele porque aunque solo fuera por un instante , al ceder todos los derechos sobre el libro para la Fundación , creí que había hecho un poco por alguien. ¿Sabes?. Solo vale añadirte como brizna de hierba abrazada por Aguirre o, si no tienes valor o amor suficiente, enviarles algo que sirva para que brote de nuevo la hierba y tener siempre presente que no hay sequía peor que el olvido de quien sufre.