Una vez más intentaremos afotar distintos sitios, la lluvia de estos días ha cesado y tenemos pocas probabilidades de lluvia a lo largo de la noche así que allí vamos.
Me dirijo esta vez con un amigo nuevo, que quiere afotar sin llevar la cámara de fotos y mi incansable amigo y compañero Javi hacia el Valle de Mena. La intención era afotar algún viejo tractor y darle iluminación pero fue imposible, digamos que tuvimos problemas de logística jeje, así que intentamos ir al Castillo de Velasco en Lezana de Mena otro fatal fallo, ahora está habitado y vallado, desesperados porque se nos iba pasando la noche, sin encontrar nada que nos gustase, se nos ocurrió ir al Santuario de Cantonad, también en el Valle de Mena, otro desastre las vallas cerradas y otra vez sin poder sacar nada con ese pedazo cielo estrellado.
Decidimos ir entonces hacia la zona donde el rio Cadagua nace en Lezana de Mena, eso seguro está abierto y no está cerrado nos preguntamos ¿con la suerte que vamos teniendo hoy llevara agua nooo?
Aparcamos en una plaza del pueblo Cadagua y dimos una vuelta por allí y premio encontramos un mirador en círculo con una especie de Túneles por debajo que prometía, así que sacamos bártulos y empezó el baile, linterna para aquí, linterna para a ya, que queda mal que no me gusta y entonces, el gordo nos gusta cómo queda y encima se ve ese cielo maravilloso de fondo. Sobre las 3:00 de la mañana se nos va el amigo Edgar por una cita a la que no podía faltar y que tenía que ir dormido a la misma (que mayor se está haciendo jeje).Que envidia va a pasar cuando vea las fotos.
Sobre las 4:30 de la mañana tenemos visita de nuestros amigos los guardia civiles, cada vez que vamos a algún sitio así, acabamos siempre igual, que hacen a estas horas aquí, que me dejen el DNI, que si son profesionales, la bla bla vamos lo típico off spain, no pasa nada hacen su trabajo, una vez acabadas las comprobaciones nos dicen que tengamos una buenas fotos, así que seguimos a lo nuestro.
Acabamos y decidimos bajar al nacimiento del rio Cadagua para intentar hacer algo distinto a lo que todo el mundo, afotar y sedar las cascadas del rio pero con luz artificial.
No teníamos mucho sito para colocar los trípodes y de más, por toda la porquería que había traído el rio en anteriores crecidas, así que lo hicimos de uno en uno, los resultados para ser la primera vez no están mal a nuestro humilde juicio, pero amenazamos con volver a otros sitios y aplicar lo aprendido, además llevaremos botes de garbanzos para meter linternas debajo del agua jeje.
Y así acabamos la noche cansados después de tanto paseo, pero con las cámaras llenas de recuerdos que alguno de ellos compartimos aquí.
Más fotos pagina principal.