Por sendas secretas

Envuelta en obscuridades

en sendas secretas

a lo lejos alguien llama,

desconocidos responden.

Llegas desde allí

de un mundo incierto,

surges de algún lugar

y no estás en ninguna parte.

Estás entre las luces y las sombras;

eres la imágen poética,

la leyenda olvidada.

Somera silueta de árbol muerto

contrastas con el derramado horizonte.

Eres el círculo único,

la aparición incomparable,

la atadura de cintas,

que coge las almas y las cosas,

el adorno místico del presente,

la cuerda de hilos,

que sostiene las formas.

Eres el viajero eterno

en el sendero de las palabras.

Vas con tu espada,

con un tajo intenso

descubres...

La Cortesía del Universo.

Hildegard Rasch

derechos reservados