Hay días de suerte, cualquier cosa que emprendas resulta exitosa, ganas en la lotería, encuentras el amor que siempre soñaste,  recibes un lindo regalo,, estás bien descansada y nada duele, brilla el sol y te invitan a un paseo, y luego a un restarant para pasar una  velada de exquisita comida  e interesante conversación,  tocan tus melodías favoritas,  te invitan a bailar  y te sientes liviana como pluma. Llegas a la casa y te encuentras que todo el trabajo está hecho, como si hubiesen llegado unos enanitos de esos que hay en los cuentos, .... iba a escribir ahora la contraparte, pero me siento tan felíz  con todo eso, que lo malo, lo que a uno le sucede lo dejo para otro día., mejor  voy a ir a mirar esas lindas fotografías