Los coordinadores del equipo vasco que el pasado junio localizó y abrió en el Sáhara dos fosas comunes con ocho beduinos, dos de ellos con DNI español, pidieron ayer al Ejecutivo que intervenga en el asunto. “Son ciudadanos de nacionalidad española y creemos que el Gobierno español tiene que investigar los hechos”, afirmó el médico Carlos Martin Beristain. Las ocho víctimas fueron asesinadas por militares marroquíes el 12 de febrero de 1976 y España abandonó el territorio el 28 de ese mes.

Para más información, seguir este enlace. Todos los datos han sido trasladados a la ONU, Tribunal de la Haya, CEE, Marruecos, Estados Unidos, Fracia.:

Sahara Libertad: Exteriores endosa a Justicia el caso de los saharauis asesinados en 1976... t.co/EFAGZ1XqZ6