Bueno, allá vamos, me hacía ilusión comenzar algo en este blog. El libro citado es una de las últimas lecturas que me está permitiendo tener mi últimamente ajetreada vida, que entre proyecto de fin de carrera y demás avatares, parece querer reducir intencionadamente mi tiempo libre.

¿Cómo empezar? Podría empezar sin duda diciendo que no es una historía demasiado parecida a lo que se está acostumbrado a leerse, al menos si uno es devoto lector de Los pilares de la tierra, El código Da Vinci y cosas por el estilo.

A veces, los historias se vuelven difíciles de etiquetar. ¿Drama? ¿misterio? Más bien la catalogaría, si es que admitimos semejante verbo en la creación literaria, como una historía de descubrimiento. Pero ¿de qué? de lo que no vemos, el descubrimiento de aquello que los demás nos han impuesto como oscuro. Que esto no haga pensar al lector que sólo lo sobrenatural puede incluirse en esta categoría.

El lector puede encontrar en este libro apuntes más que interesantes sobre las cosas que nos han hecho considerar oscuras quizá injustamente. Acerca de cosas sobre las que echar luz y descubrirlas, para finalmente quizás reconciliarse con ellas. Entre ellas el mundo sobrenatural, las terapias alternativas y la historia reciente de España.