Tabasco, y su capital Villahermosa, se han visto afectados en las últimas semanas por una serie de inundaciones que sumergieron todo el territorio en un 80%. El desastre humanitario y material que ello ha significado es incalculable.

En Villahermosa viven mis padres.

***

"Nos fuimos al agua" es la frase más recurrida ahora en Tabasco. Implica haber perdido todos los bienes materiales por la inundación.

***

Los cocodrilos, lagartos y grandes reptiles, propios de la zona pantanosa de la región, han comenzado a invadir los lugares más insospechados de la ciudad.

***

Mi madre trabaja en el Hospital Psiquiátrico de Villahermosa. Me contó que a los internos el caos que los rodea les parece la cosa más normal del mundo. El desastre pertenece a su más llana cotidianeidad.

***

La gente mide el tiempo en centímetros de agua: "En mi casa ya bajó de 2.5 a 1.20 metros de agua. Ahi la llevamos".

***

Los mosquitos se han convertido en una plaga insufrible. Ya lo eran, pero ahora lo son más.