Lo peor de la vida diaria... es que es diaria.