Supongo que por estas fechas y antes de que llegue el soñado veranito (para mi odiado, porque no me gusta nada el calor, pero eso es otro tema), es muy normal oír hablar de dietas de todo tipo.. Pues bien, yo he sucumbido al deseo de sentirme mejor conmigo mismo y hoy hace un mes que la empecé... La verdad es que no me quejo, porque poco a poco voy perdiendo los kilitos de más... Además, eso me anima a continuar adelante... Yo misma me sorprendo de mi fuerza de voluntad... Pero como dice el refran "quien algo quiere algo le cuesta"... Espero conseguir mi meta, cuando llegue tendré que colgar las fotos del antes y el después... Bueno, os dejo que me toca la merienda... Ñam!