Desde que tengo uso de razón he visto hacer a mi madre canastos, unos canastos diminutos, preciosos y mágicos. Lo cierto es, que en algún momento le preguntaría el porqué los hace y quien le enseñó a hacerlos.
Es curioso,con el tiempo su respuesta ha ido cambiando y…yo a mi vez cuando regalo alguno (porque si algo me gusta es compartir cosas mágicas) ya no respondo del todo, ni bien.
Ella, mi madre.…cuando alguien ajena a la familia lo hace, nunca lo cuenta como nos lo explica a nosotros, como me lo cuenta a mi; a su edad , mantiene una timidez entrañable que la hace retraerse con los demás y no darse a explicaciones forzadas, en eso soy como ella.
Hoy me gustaría relatar su última respuesta…( y no creáis que me equivoco, llamo a la mía mamma, acentuando la primera A )

-Máma, he regalado varios canastitos

-No se los des a cualquiera

-No lo hago

-Me cuesta mucho hacerlos, ya me duelen las manos

-Siempre son a gente que sé que lo van a apreciar, o eso creo. Además, tu sabes que dan suerte, la suerte se regala y se comparte

- Ya lo sé, me gusta que les guste, eso es lo que los hace mágicos , si se les rompe llévales otro…y dime esta vez quienes son?

-Pues unas amigas, y me han preguntado como los haces, como lo aprendiste, quien te enseñó

-Y se lo has contado?

-No del todo, nosé explicarlo sin mentir un poco, casi no he sabido que decir, así que les he dicho lo típico, que los haces desde muy joven, de cría, que la llalla te enseñó, que los haces con mucho sentimiento y que son mágicos, que para mí y los nuestros lo son... Que ya para muchos, se han convertido en amuletos y que tu…en fin nose, cosas así.

-Bien, tengo que hacer mas, cuando me doy cuenta has regalado la mitad de ellos….

- Máma...Cuéntame otra vez porqué lo haces

Se levantó del sofá y se fue al patio , empezó a quitar hojas secas de sus flores, a admirar sus plantas, a regarlas… yo la seguí en silencio, las madres siempre tienen que estar haciendo algo mientras te cuentan cosas con “ángel”. Creo que es porque meditan la respuesta y se toman su tiempo para darle más encanto a lo que te dicen y, lo consiguen, sí, aunque sea algo que te ha contado decenas de veces ó.. Aunque sepas que te va a cambiar la historia...oootra vez,pero su respuesta rara vez me decepciona.
Ponía un tallo recto de la Dama de Noche, contaba señalando con el dedo los racimos de uvas que está dando la parra, pasaba la mano sobre la hierba buena y la olía…..

-Mira como están las campanitas , las has visto? este año hay de tres colores…

-Me lo dices o que??

-El que?

-Joer lo de los canastos

-Ah!...eso…mmmmmm en la próxima ocasión que te pregunten cuéntales que siendo yo muy jovenshita, cuando ya soñaba con enamorarme pronto, llegó un día en que por casualidad y mirando un hueso de oliva como si lo viera por primera vez dije:

“ De éste hueso de aceituna
Tengo que hacer un tintero
Para escribirle a mi novio
Con amor, gracia y salero”

-Eso máma! Y les digo que en vez de un tintero te salió un canasto no? Desdeluego ejque hay que joershecoñio!!
-no digas palabrotas
-Yá
Se echó a reir…y yo también....