Pequeña dama de canciones interminables, te amo tanto que no sé porque te pasan tantas cosas indeseables… lo que me encabrona más es sentir la impotencia… no puedo • no preocuparme • y es que a veces de los desconocidos temo tanto, que no puedo • no preocuparme • te creía tan distante… tan lejana y lo más intrigante es que sufres en silencio sin que yo me siente a recordarte.

Mi egoísmo… mi miedo por no querer molestarte con mis estúpidos ideales de mujer cambiante ha quedado un poco atrás, quisiera regalarte un instante de paz…

“Dios es un imbécil” dices rebosante de ira, de tristeza y algo de rencor estresante… no te preocupes niña yo creo en ti y en que podrás salir de ese infierno… en el que vive tu humilde cuerpo de niña ultrajada por un hombre de hielo

Me siento tan culpable… tan mal… quiero descansar en alguien, quiero descansar del lente de tu cámara, del murmullo del teclado, del asilo de desahuciados, de las ave Marías encuadradas, de tu sonrisa en un cajón…

No hay nadie donde dormir, donde derramar mis lágrimas, no hay nadie en quien descansar ya no me sirve un fría maquina ya no me sirve nada de lo que me entretenía antes… [ http://www.flickr.com/photos/circo_de_invierno …♣]


Exploraré el mundo y te diré que nadie te amará así como te amo yo ... que te comprendo pero no puedo hacerte llegar mis sentimientos... te amo pero no es suficiente... llegaremos a ancianas te lo prometo ... y nuestro reino no tendrá fin ..