Pobre gusanos de tierra que viven a la espera de no ser aplastados por la sonrisa maligna de aquellos que no divisan a seres tan desgraciados, viven en sus nubes donde la felicidad es continua y siempre le tiene miedo a la bancarrota.

...♣

Entonemos pues preciosas notas quiméricas que años anteriores no se hicieron evidentes y que, sin embargo, son las más indecentes. Disuélvete en el río de la inconstancia y déjate morir por el simple pánico a vivir como el gusano humano que supones ser.

Déjate… déjate
No lo propicies sólo…
Déjate… déjate
Que los suelos desean
ser pisados por humanos
como tú… falso.
Sólo déjate... déjate
...♣