Soy naranja efusiva y apagada, maldecida por la gran estrella del día, difuminada en tus labios suaves, tiernos y fríos, frío como mi mañana con dolores-delirios, roja y pausada camino lento, cuidándome de las aves que tanto odio, soy mediocre, insignificante y burlona, sínica, sarcástica y tardona, pequeña cada día más pequeña... bajo mi voz y la alzo cuando quiero bajar de algún bus… Diferente mil veces diferente, me repugna la guerra, la violencia y la “justicia” que acompaña como puta a estas… no creo en promesas pero sí en varitas mágicas no creo en palabras pero sí en fantasmas, no creo en mi y no espero nada de nadie nunca. Amo a muchas mujeres, y me considero amante de un solo hombre que me abandonó en el primer arco iris que se nos cruzó, lo extraño, con él supe bien que besar despacito es de mi agrado… mis aspiraciones siempre son al conformismo y si tengo optimismo seguro es porque estoy enferma o resfriada (no condición natural) Sé bien que quise querer* a alguien más… pero me cortó el aliento en pleno vuelo … y ahora yo me corto todo... y todo, al diablo sus expectativas, sus palabras lindas, su ventana del msn y la canción “iloveher-thebeatles” al diablo porque duele, al diablo,, por que quema, al diablo porque exprime