Colgadito aguarda en medio de la noche serena de luna bella, escondido en un farol malogrado aguarda tus sentimientos que no son para cualquier borracho enamorado de tu color rojo vino semi-seco, esconde tus ojitos que nadie los vea llorar esta noche…

Mira con curiosidad a los bellos extraños que te saludan, fingiendo ser tus amigos, no les creas nada, el tiempo es un efecto fugaz, los desconocidos conocen y se olvidan de querer...

Dile a tu madre que hoy no dormirás en casa… hoy no cenarás, hoy no habrán cuatro platos a la mesa… hoy aguardaré a tu ladito y esperaremos que el lindo y pequeño chiquillo vuelva a girar por quinienta vez la esquina, y a ver si tu te decides por fin a mirarlo de frente sin parpadearle excusas tontitas …

En poco tiempo se cierran las heridas y tú has aprendido a olvidar fácilmente el daño … sonríele con esos ojitos de coqueta que “dicen” que tienes... que yo más bien veo ojos de la abuela... pero que sé yo. Y si te entregas no olvides el botiquín y tu transfusiones de felicidad cuando te haga llorar o te mienta por necesidad (…♣)