AGUILAR DE CAMPOO - Palencia. Creado como espacio para ir documentando noticias, fotografías, enlaces, etc. de Aguilar y la Montaña Palentina.

Plaza de España en Aguilar de Campóo, tomada desde la Colegiata de San Miguel. Plaza cubierta en su totalidad por soportales tan comunes en localidades de la provincia como Cervera, Saldaña o Ampudia.

CATALOGO MONUMENTAL DE LA PROVINCIA DE PALENCIA.

AGUILAR E CAMPOO - Palencia.

Prólogo.

La Excma. Dipuación de Palencia editó en 1939 el Catálogo Provincial, en varios tomos, centrándonos en esta primera fase en el de "Cervera y Saldaña", siendo sin duda, el más importante del presente trabajo " porque representa el descubrimiento que hemos tenido la suerte de hacer de unos terriotorios henchidos de monumentos románicos que constituye un foco luminosamentne grandioso y lamentablemente desconocido que comenzó desde la batalla de Auseva con los primeros pasos de la Reconquista".

Lo que da tono a esta región dilatada que empieza en el Ebro palentino y termina en los Campos góticos es la muchedumbre insospechada de iglesias románicas hasta ahora desconocidas. Unas y otras son la historia de Castilla. De ellas salió España y el Imperio español. Los condados de la Reconquista iban jalonando el suelo verduliano con esos castillos y esos monasterios que aqui reseñamos. Entre los pristinos bosques y las praderías ubérrimas se formaron las villas labriegas y pastoriles alrededor de las torres militares con sus rumores férreos y de las abadías con sus resonancias litúrgicas. La perenne memoria de estos cenobios y de estas fortalezas ha salvado cien veces lo que con frase afortunada se ha llamado hogaño la civilización occidental.

En estas páginas queda presentado una vez más el problema de la originalidad del estilo románico castellano. No se puede negar que unas influencias monacales del poderío de los cluniacenses, citercienses y premostratenses sobre al provincia de Palencia hubieran de traer, especialemte en los tiempos de los tres Alfonsos, VI, VII y VIII artífices franceses que erigieron los templos y tallaron las imágenes. Pero al adaptación indígena a los nuevos estilos superó tanto la ispiración extranjera que hubo de invertir la corriente e inundar con normas españolas las villas y ciudades más enriquecidas con joyas románicas, así en tierras francesas como en otras ultra-Rhin.

Es abundante y magnífico nuestro románico peculiar e indiscutible: templos pequeños, de una sola nave, de ábside atamborado, impoastas de ajedrez y de flores, capiteles, canecillos y cornisas historiados y fantásticamnete simbíolicos y cruceros adorbadso del tetramorfo. Son las iglesias en que oraron Fernán Gonzalez, Rodrigo Díaz, Pedro Ansurez, fernando Mentalez, Munio Núñez, Munio Pérez y los Bnei Gómez.

AGUILAR DE CAMPÓO

"Aguilar petenece íntegramente en lo etnográfico, en los histórico y en lo geogrñáfico a la Cantábria, nucleo formatriz de España y que será por siempre su entraña, cogollo y meollo".

Aunque por etimología no son Cantábris sino los pueblos ribereños del Ebro (canta, junto a;Ibro, el Ebro), el territorio se desbordó hasta el mar, hasta las Asturias de Oviedo, hasta león, hasta Palencia, hasta Burgos y hasta la Rioja, tierras ocupadas pristinamnete por los cántabrios ibéricos y celtibéricos entre los del alto Pisuerga y Carrión. Aguilar perteneció al teatro celtíberos y romanos, entre visigodos e imperiales, entre godos y suevos, ente crsitinanso y agarenos dese la batalla de Auseva que llegó a Aguilar; y toda la Reconquista a partir del ducado de Cantábria.

La primitiva historia de Aguilar se confunde con la de toda Cantábria. En tiempos celtibéricos la ciudad que hubo de haber en el recinto de la actual porque posee una altura inexpugnable para aquellos tiempos - el risco del Castillo - y un foso natural - el río Pisuerga - fué tal ve la Amoca o Amoka de geógrafos y cronistas.

Es evidente que entre Aguilar y Herrera estaba Julióbriga. El cercano Valsurbio era la Camárica de los celtíberos sin que obste para ello la Camárica de Santander que es hoy Camargo y su valle. En el horizonte de Aguilar se percibe, solemne como una deidad, el monte Bernorio, la Belgia, Belgica, Belgada o Begiloza de los fastos ibéricos. Allí cerca, Cildá. Por aquellas tierras se alzaba la famosa Véllica. Siendo todos ellos lugares de epopeyas, ¿qué episodio de tantas gestas sería ajeno a Aguilar?.

En el alfoz de Aguilar estuvieron Villaalila y Portillo de Villafafila, aldeas desaparecidas en la Edad Media.

Junto a la villa hay un promontorio o alto risco que de luenfos tiempos se llamó Peña - Aguilón. Este nidal de águilas proporcionó nombre al poblado y al elevado cerro, como de las águilas vino el nombre tanto de Aguilar y Aguilera como en España existen. Lo que no se ha explicado todavía es lo de Campóo, pese a sus interpretaciones arbitrarias y pueriles. Campóo no son solamente los aledaños o alfoces de Aguilar sino que es la denominación de una extensa comarca muy adentrada en tierras Santanderinas y que por ser dilatada y varia se ha dividido en Campóo de Suso o de arriba y Campóo deYuso o de abajo. Todos sus habitantes se llaman "Campurrianos". A Campóo de Yuso pertenece a Aguilar.

A principios del siglo XI se llamaba Aguilar de Campo Pau y es la única variante pretérita y documental que conocemos porque la de "Aguilaris Campestris" es la latinización del nombre actual hecha en tiempos relativamente modernos en que se echaban a perder con un latín convencional las denominaciones geográficas castizas.