"A veces me gustaria sentirme otra vez, como aquella niña que un día fuí...divino mundo, divino ser..lo único que nos salva, a veces, es el espíritu infantil..ingenuo, dulce, picarón, juqetón, adorable.

Pero en este planeta hay tanto mal que hasta al ser más puro, como un niño, lo convertimos en pequeños monstruos..en pequeñas copias de una sociedad tan enfermiza...enfermiza como la mente humana. ¿Pero sólo su mente? a veces hasta su alma."