Tiempo equivocado

¿Y sino quiero?

Por qué siempre tengo

segundos que te pertenecen

minutos que se multiplican

para después

ser el látigo de mis horas.

¿Cómo puedo entenderme?

sí quiero y no te puedo olvidar.

Yo quiero, pero no puedo,

sé que puedo esconder este dolor

pero no puedo esconder este amor.

Perdóname,

no te culpo

porque yo dormía

cuando tu amor

tocó a mi puerta.

Raúl Estrada

25/10/1999