Qué hermoso fuera

¡Que hermoso fuera

que no permitiéramos

que un día el tiempo nos reclame

¿no deberíamos sentirnos dueños del tiempo?

recordemos… somos efímeros.

A cada segundo muchos lo lloran

queriendo pararlo, detenerlo, regresarlo

ese tiempo que siempre nos mira

y mansamente comienza y nos burla

y se nos “escapa por entre los dedos”

¿Por qué te dejamos escapar?...

Raúl Estrada

1998