Señor tiempo

Óigame señor tiempo

¿Por qué se burla?

De niño recuerdo

que corría tras de usted

para alcanzarle y conocer su mundo

De adolescente veía en usted

a mi amigo, a mi hermano,

y me decía que usted el mundo reía

transformándolo en su mano.

Hoy en la madurez

se viste del gran juez

gritando que todo lo hice al revés

burlando y condenando mi insensatez.

¿Quién es usted señor tiempo?

que sólo me regala lamentos

y la esperanza en usted contemplo

sintiéndome muerto.

Sí, lo sé, usted siempre camina

pero porque busca zapatos de algodón

si Dios me permitiera, le colocaría minas

pero sé que Dios le dio ese don.

Si escribo porque soy dueño

de este lápiz y estas canas,

porque mañana seré un sueño

y no me iré con estas ganas

de pedirle a la juventud

que no se deje sorprender

de su risa grande y amable

porque usted es ineluctable…

Raúl Estrada

25/10/1999