Al levantarme, al acostarme al lo largo del día no paro de pensar en ti. Eso conlleva a a pensar que jamas podrás ser mio y que jamas podrán mis labios rozar los tuyos. Quisiera estar a tu lado  y compartir todos los malos y buenos momentos pero.. tu corazón no me pertenece i no quisiera saber a quien, aunque me lo imagino, y eso me hace daño,, mejor ser amigos.. unas palabras insignificantes, pero dañinas que amenazan mi vida desde que tengo razón de ser. As cambiado mi vida, y me as cambiado a mi y no sabría agradecer lo mucho que te aprecio, por no decir TE QUIERO porque mis sentimiento a pesar de no estar totalmente claros, son muy fuertes y no podre cambiarlos.