www.youtube.com/watch?v=IlAgEs_Rgww

Nos convidan a entregar nuestras almas a un precio muy bajo, sin IVA, sin comisiones.
¿ Cómo esperan que uno crea en un Dios, cuándo este cobra al contado la entrada al cielo ?
La pobreza se asoma en cada esquina y saca los dientes con rabia y te mira a la cara, recordando que no somos mas que peones en un juego del que ya se sabe quién es el ganador.
La realidad te escupe a cada paso, enseñando su lado más oscuro.El hambre arranca gritos silenciosos y clama un mendrugo de pan a cambio de nada, porque nada se tiene, ni siquiera ya lamentos, pues estos ya la tierra se lo ha tragado.
Las calles se tiñen de azul, para recordarnos quién manda, quién gobierna, quién nos utiliza.
Las lágrimas que brotan de esa madre que no sabe que llevar a la olla, la mirada ausente del desamparado, la aspereza de esas manos otoñales, las sonrisas apagadas de aquellos que aún no han salido de la edad tierna, los lamentos de aquellos que tienen algo que decir, todo ello queda en un grito silencioso, sin que nada se pueda hacer.
La tierra llora mientras sus raíces se desangran y el destino hace jugarretas crueles y creo que acaso, estamos inmersos en un caleidoscópio de colores apagados.
Quieren arrebatarnos lo último que nos queda;nuestra dignidad y por momentos, casi lo consiguen.Yo me rebelo, estalla en mí esa batalla contra aquello que no entiendo y lucho, para que algún día, esta tierra deje de llorar y su sangre, vuelva a correr por sus venas sin derramarse.