La respiración profunda o baja provee salud y longevidad, no confundir con la respiración circular o contínua.

Preparación: inhalar llevando el aire a la panza inflándola lo mas posible, retener y exhalar, hacerlo tres veces. De esta forma generamos el espacio donde debe ir el aire.

Realizar la técnica:  respirar lentamente  por la nariz, sin hacer ruido ni inflar el pecho,  llenando la cavidad mas baja de los pulmones que es también la mas estrecha. No dejar de respirar. Cuando entra la máxima cantidad de aire posible, sólo el aire comienza a salir, cuando termina de salir se activa el mecanismo que lo hace entrar nuevamente.  No interferir mentalmente solo acompañar lo que esta sucediendo. La imagen visual es el aire que viene puro desde arriba y se va hacia abajo limpiando y arrastrando las impurezas de un modo contínuo.

Ojo: si respiramos haciendo fuerza hinchamos la parte alta de los pulmones y no permitimos que el aire llegue a la parte mas estrecha. Lo mismo ocurriria con un globo.

Beneficios: esta respiración tranquiliza, alivia malestares y ayuda ampliar nuestra vision del mundo. Nos brinda un real bienestar, energiza , renueva. Es ideal para practicar yoga, reiki, cantar etc. Si te faltan horas de sueño te duerme.

Conclusión: estamos aprovechando la capacidad pulmonar al máximo haciendo que el diafrgma trabaje masajeando los órganos internos y manteniendo su buen funcionamiento.  Es más fácil de explicar en persona que de forma escrita. Los invito a que la practiquen y me comenten si alguna parte no se interpreta. Buena salud y buena vida.