Un ojo dejé en los lagos

Por un descuido casual

El otro quedó en Parral

En un boliche de tragos.

Recuerdo que mucho estrago

De niño vio el alma mía:

Miserias y alevosías

Anudan mis pensamientos;

Entre las aguas y el viento

Me pierdo en la lejanía.