Con el paso del tiempo

deje de jugar,

de correr por las calles

para sentarme en la puerta de mi casa

y comenzar a observar;

observar como las personas van y vienen;

observar como la vida pasa y no se detiene;

observar como la flor se deshace,

siendo sus petalos sueños fugaces.

Con el paso del tiempo

deje de reir,

de dormir con felicidad

para poder aceptar

que todo pasa

dejando todo atras.

Con el paso del tiempo

algo no cambio,

quedo el sueño

de algun dia,

petalo tras petalo,

volver a ser pequeño.