Hay momentos en los que un enfado genera un torbellino de pensamientos,el cual te azota con violencia.

Sales a la calle siguiedo el hilo de las ideas que te ofuscan,y cuando te vas a dar cuenta,el camino que han tomado tus pensamientos es otro,totalmente diferente.

Ese huracan se deshace lentamente,entonces un haz de luz golpea tus ojos con tal resplandor que te sientes ciego,rodeado de tinieblas.Subitamente has descubierto un lugar olvidado,cuyo transito te resulta mas doloroso que el anterior.Ese salvaje resplandor te hace comprender.

Has viajado,durante mucho tiempo,en uno de los primeros vagones de ese tren que te recogio siendo niño.Y casi sin darte cuenta te apeaste de el prematuramente.Aun faltaba un largo recorrido y optaste por un descanso que te producira mas fatiga.

Te refugiaste pronto.Alli no podian llegar el latir de los corazones.Nada podia escucharse.Solo habia noche.Al abrigo de los seres cuyo amor te asustaba.Buscaste un oculto refugio donde ni los astros podian verte ni alumbrarte.Solo,abandonado por ti mismo,piensas.

Hay tiempo.Mucho tiempo.Tu oficio es rellenarlo de silencio.Asi como se llena un globo de aire;asi hasta hacerlo estallar;entonces no quedara globo,sino aire;entonces no quedara tiempo,sino silencio.Diminuta particula envuelta de silencio.A merced de tus pensamientos vas de una ola a otra.Zozobrando eternamente.Sin reposar,sin apoyar los pies sobre la tierra.

Toda melodia,todo recuerdo,toda luz toma la forma del siencio.Decision personal.Sacrificio divino.Silencio.

Estancado en el continuo movimiento del planeta.Todo girando,todo revolucionado.Tu continuas estancado,profundo,pestilente.