Esta mañana el aire fresco,
perfumado, vibra armónico
con el canto de los pájaros.
Se suceden soplos más tibios
cuando azulea transparente
con los primeros rayos de sol.
El perrillo que me acompaña
corretea alegremente celebrando
el hermoso día que nos espera.