Pues a ésta voy a dedicar las líneas de hoy ... a ese bolero que trasciende de los temas típicos y tópicos tan frecuentes no sólo en los boleros sino en la amplia panoplia de lo que denominamos "canción romántica" ...

Hace ya algunos años, en aquella época irrepetible del programa de radio "Rebosteria Variada" que tanto me divirtió hacer (allí nació el Oncle Swing) y en coincidencia con aquellas noches de piano, risas y escocés con ginger ale en el fracasado proyecto de "Lucky" Guri en la hoy desaparecida "La Oca" de Barcelona, cuando las elucubraciones iban aumentando según pasaban las horas y las consumiciones ...y, por ejemplo, podíamos pasar del Cherokee de Ray Noble a la versión tango del As time goes by ... intentar establecer unas pautas generales en los boleros ... entre las que destacábamos que en los boleros "hay un destinatario -o una- ... y un remitente -o una-" ... o comparar los estilos de Bill Evans y Art Tatum ...

Pues bien, algunas de esas noches de escaso público se veían sazonadas con la aparición de algunos curiosos personajes ... desde un licenciado en medicina que pretendía castigarnos torturando un saxo tenor ... a un percusionista suramericano que acarreaba diferentes tipos de cajas, cajitas, cajones ... capaces de generar sonidos de acompañamiento rítmico ...

Una de esas noches aparecieron una pianista y una cantante cubanas, que habían quedado varadas en España por uno de esos bajíos que tantas veces ocultan los contratos de los artistas y que estuvieron actuando algunas noches en aquel ya crepuscular proyecto ... hasta darse cuenta que aquello no tenía porvenir ...

Gracias a ellas descubrí esa maravilla que no es fácil escuchar en la propia Cuba (por razones de índole política que se me escapan) ... Son al Son ...

Y también me contaron la historia real de esa preciosa composición de Pedro Junco ... Nosotros ... que confirmaba aquella teoría del destinatario y el remitente que habíamos elaborado "Lucky" y yo ...

Nosotros ... viene a decir que ante la proximidad de la muerte (la tuberculosis en aquella época era considerada como prácticamente incurable) y para no hacer compartir a la persona amada la previsible dura agonía, prefiere romper la relación, .... no por falta de cariño sino, muy al contrario, por amor... tal como nos recuerda (en esa impostación dramática que tanto gusta a los intérpretes de boleros y que siempre he considerado exageradamente histriónica), uno de los "boleristas" más conocidos ... Moncho "el gitano del bolero" ...



Atiéndeme,

quiero decirte algo,

que quizás no comprendas,

doloroso tal vez.

Escúchame,

aunque me duele el alma,

yo necesito hablarte

y así lo haré.

Nosotros

que fuimos tan sinceros,

que desde que nos vimos,

amándonos estamos,

Nosotros,

que del amor hicimos

un sol maravilloso,

romance tan divino.

Nosotros,

que nos queremos tanto,

debemos separarnos,

no me preguntes mas,

no es falta de cariño,

te quiero con el alma,

te juro que te adoro,

y en nombre de este amor, y por tu bien,

te digo adiós.



Pero, ¿quién era Pedro Junco? .... Nacido en 1920 (hay disparidad sobre el año) en Pinar del Río, Pedro Buenaventura Jesús Junco Redondas comienza a componer a los 19 años, justo cuando los síntomas de la tuberculosis empiezan a hacerse evidentes y, un año más tarde, empieza a ser conocido públicamente como autor de diversas canciones ...

(*)

También en 1940 conoce a María Victoria Mora, la supuesta inspiradora de la canción y de otras varias de las más de 35 que compuso ... Una relación mal vista por su familia, razón por la cual, cuando el diagnóstico se hace conocido, sus padres trasladan a La Habana ...

No es hasta febrero de 1943, dos meses antes de su fallecimiento, que Pedro Junco autoriza la interpretación, en directo por radio, de Nosotros ... Una canción de despedida ... en doble sentido ... Una preciosidad de canción ...

Mi bolero preferido ... ahora en un ritmo algo más marcado (por no decir "alegre" que es un calificativo que no le corresponde, pese a alguna versión ominosa que roza la befa) y más "cubano" ... Una versión de la que quisiera resaltar el trabajo del piano en el trasfondo ... Hay que estar atentos para que no se escape ... Una más de esas piezas que deben escucharse ... por estratos ...



(*) Fuente: http://www.radioenciclopedia.cu/2009/noviembre/05/PedroJunco.jpg